Ser vegano en Madrid se convierte en toda una aventura llena de obstáculos. El restaurante Vega abre sus puertas en Malasaña para todos aquellos valientes dispuestos a ser conquistados. Un local sencillo y espacioso decorado con materiales reciclados acoge cada día a un público de todos los colores y sabores.