María Marte, de 37 años, es chef del Club Allard de Madrid, con 30 personas a su cargo esta dominicana ha conseguido abrirse hueco en el mundo de la alta gastronomía a base de codazos contra la propia vida. Hoy es la única cocinera en la capital distinguida con dos estrellas Michelin, pero llegar donde está no ha sido un camino de rosas, sino que ha sido un paseo repleto de espinas, lucha, constancia y sobre todo mucha entereza.